domingo, 5 de febrero de 2012


Es tan simple, tan sencillo.. Sin embargo, es él, el que me hace ver la vida de otro modo. Y yo no se por qué. Nadie lo sabe. 
Quizás nadie lo sepa nunca. ¿Por qué se siente uno así? Ese cosquilleo que te recorre la barriga y sube hasta la espalda cuando te mira, cuando se te pone el bello de punta al notar su mano contra la tuya, esas ganas de gritar que te entran cuando te saluda, y esa sonrisa que se te recorre la cara cuando le ves reír...
Simplemente es eso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pensamientos en voz alta